Experiencias imprescindibles que vivir en Cancún

Algunas experiencias imprescindibles que vivir en Cancún son:

#1 Ver una pirámide maya y subir hasta la parte más alta para contemplar las increíbles vistas. 

Es una experiencia, que realmente te dejará impresionado, ya que cuando estás allí parado en frente, contemplando la majestuosidad de esa obra arquitectónica, te sientes tan pequeño frente a esa mole que no tienes palabras para describir lo que sientes. 

Además, el hecho de que pertenezca a una cultura tan antigua como los mayas, hace de este lugar uno muy especial por 3 razones:

Primero, porque pertenece a una civilización tan antigua como los mayas y a la vez tan desconocida que aún se están descubriendo vestigios de esta cultura y civilización y queda mucha historia y preguntas por responder. Por esa razón, no sé si a vosotros, pero a mí, me incita a querer conocer más esta cultura. 

Segundo, porque a pesar de que pertenece a la cultura maya y está localizada dentro de la jungla, está bastante bien conservada. 

Tercero, porque el hecho de subir una pirámide maya, no es algo que se pueda hacer todos los días y no hay muchas en las que te lo permitan. Sólo en Nohoch Mul, en Cobá, puesto que en Chichén Itzá no se puede subir por un accidente que hubo hace unos años en el que un turista español se cayó por las escaleras y murió.

Cuarto, porque es la pirámide maya más alta de la Península de Yucatán con 42 metros de altura y unas vistas de infarto que abarcan toda una extensión de jungla alrededor. La verdad es que arriba te sientes como en la cima del mundo.

Para hacer realidad esta experiencia tienes que ir al Yacimiento Arqueológico de Cobá, donde se encuentra la pirámide de Nohoch Mul (cuya traducción del maya quiere decir gran montículo). En otro artículo hablaré más detalladamente del Yacimiento arqueológico de Cobá, ya que es un lugar fascinante y que tiene muchas cosas por descubrir.

Foto de la pirámide maya de Nohoch Mul, una de las experiencias imprescindibles que vivir en Cancún

#2 Relajarse en una isla virgen paradisiaca.

Es el caso de la Isla Contoy. Un oasis de paz, con arenas doradas y finas por las que no te importaría caminar y perderte entre su laberíntica y densa vegetación repleta de diferentes especies vegetales, que hacen las delicias de quien lo contempla. Playas con aguas con una infinidad de gamas de azules y absolutamente transparentes, lo cual es perfecto para poder hacer snorkel, ya que éstas playas están repletas de vida y puedes ver debajo de sus aguas animales como tiburones ballena, langostas, pulpos, varias especies de tortugas que anidan en este idilio, (aunque cada vez van viniendo menos)  y una gran cantidad de diferentes especies de peces.

También puedes contemplar dunas costeras y manglares, donde se concentran una gran cantidad de aves como cormoranes, fragatas y pelícanos cafés entre otros. En definitiva, una de las experiencias imprescindibles que vivir en Cancún que no os podéis perder.

Por si esto fuera poco, al sur de esta isla se encuentra el arrecife Ixlaché, que forma parte de la segunda barrera de arrecifes más grandes del mundo y en la misma isla puedes visitar un faro, desde donde puedes tener unas amplias vistas de toda la isla, que son absolutamente espectaculares y un museo, donde puedes ver los ecosistemas que hay en la isla y algunas especies de flora y fauna típicas. Además te cuentan la historia del lugar, que actúan como refugio para las tortugas, entre otras cosas y que además es un lugar totalmente ecológico y sostenible

La Isla de Contoy pertenece al municipio de Isla Mujeres, un lugar también interesante del que hablaré en próximos artículos, y se encuentra a unos 30 kilómetros de ésta isla y como a una hora más o menos en barco desde el puerto de la marina en playa del Carmen, que es el lugar desde donde suelen salir los tour hacia allí, porque es un área protegida y sólo aceptan a 200 personas al día. La verdad es que tengo que decir que éste lugar es una auténtica maravilla, una de las mejores experiencias que he tenido el gusto de vivir en Cancún, y mi lugar idílico.

Foto de la Isla Contoy, una de las experiencias imprescindibles que vivir en Cancún

#3 Hacer espeleología en una cueva acuática (Río Secreto) y estar completamente a oscuras sin ver nada, sólo escuchando el sonido del agua con el movimiento de nuestros pies y al caer del techo de la cueva al suelo.

La verdad que es una sensación única y muy agradable, ya que desconectas totalmente de todo el ruido y estás en pleno contacto con la cueva, y por tanto, la naturaleza. Realmente te das cuenta de lo que es el verdadero silencio y lo disfrutas, además de que sientes con más intensidad las sensaciones que te produce la cueva. Fue una de las experiencias imprescindibles que vivir en Cancún que más me gustaron y que más recomiendo.

No es una actividad exigente, la aventura dura aproximadamente 1 hora y media y el recorrido es de 1 kilómetro a través del río subterráneo. Cuando fui había personas de 60 años que lo hacían y niños, y no tuvieron ningún problema. Además la cueva no es pequeña ni tiene recovecos por los que sea difícil poder pasar, es un recorrido bastante fácil, así que aunque alguien tenga claustrofobia o le provoque miedo estar en un lugar así, de verdad, que es bastante amplio.

También es un lugar maravilloso en el cual puedes admirar la belleza de las distintas formaciones que se dan en la cueva, y además, el guía te explica como se forman y el nombre que tienen y es verdaderamente magnífico aprender todo esto y ver esta otra parte del mundo.

En otro artículo explicaré más actividades que se pueden realizar, además de la espeleología y que valen la pena, daré algunos consejos a tener en cuenta a la hora de visitar Río Secreto y comentaré como llegar allí y dónde está

Foto de la Cueva de Río Secreto, una de las experiencias imprescindibles que vivir en Cancún

#4 Caminar por la jungla.

Ya sea en el Yacimiento Arqueológico de Cobá o durante el recorrido que te lleva hasta la entrada a la cueva de Río Secreto. Sinceramente resulta excitante estar en plena jungla, rodeado por tanta vegetación, en un lugar totalmente salvaje y en el cual te puedes extraviar, y muy posiblemente no te encuentren dada su gran extensión.

Recuerdo mientras iba caminando por la jungla hasta llegar a la entrada de la cueva de Río Secreto como nos decía nuestro guía, (que por cierto, iba armado) que nadie podía entrar en la jungla sin un guía ya que era muy posible que te perdieses y además había pumas y jaguares que te podrían atacar . La verdad es que mientras escuchaba sus palabras se me helaba la sangre y a la vez sentía una gran atracción por ver más la jungla y saciar mi curiosidad de exploración.

Evidentemente no se me ocurrió separarme del grupo ni hacer semejante tontería pero en un futuro me encantaría poder adentrarme en la jungla con un guía y ver más de cerca un lugar tan misterioso y que encierra tantos secretos como la jungla.

Foto de la jungla vista desde la pirámide de Nohoch Mul, una de las experiencias imprescindibles que vivir en Cancún

#5 Ver un cenote, sumergirte en sus aguas y saltar a él.

Es una de las experiencias imprescindibles que vivir en Cancún más fascinantes. Desde mi punto de vista son uno de los lugares más misteriosos y bellos del mundo por varios motivos.

Primero, la naturaleza que los rodea, unas aguas de un maravilloso azul turquesa en las que poder sumergirte, nadar y en ocasiones a pesar de estar bajo tierra poder ver la luz del sol

Segundo, la historia y misticismo que encierran, ya que no se sabe con certeza qué función desempeñaban o para que se utilizaban, hacen de estos lugares verdaderas joyas naturales y piezas del complejo puzle para descubrir más acerca de la cultura maya.

Tercero, son maravillas naturales que no se pueden ver en muchos lugares a parte de la Península de Yucatán, qué es la zona en la que más se concentran, por lo tanto es una oportunidad prácticamente única de aprovechar para verlos y que no deberías de dejar escapar si viajas a esta zona. 

Como curiosidad, os contaré, que algunos de ellos tienen como una especie de lugar para saltar directamente al agua o lianas desde las cuales te puedes columpiar para tirate al agua, lo cual, la primera vez que lo ves puede impresionar.A mí por ejemplo me costó saltar porqué tengo miedo a las alturas pero me animé y quería repetir. Eso sí, duele un poco al caer y chocar con el agua y puede que te dé un poco de miedo ya que algunos cenotes alcanzan muchos metros de profundidad. De hecho cuando salté la primera vez, pensé que me iba a hundir mucho y que me iba a tragar y ahogar, por supuesto eso no pasó y estaba todo en mi imaginación.

Todos estos motivos y curiosidades hacen de estos lugares verdaderas joyas naturales y piezas del complejo puzle para descubrir más acerca de la cultura maya.

Foto del cenote Choo-Ha

#6 Tener la oportunidad de ver un cementerio mexicano o en éste caso una réplica de como sería uno en realidad.

De esta manera puedes observar la forma en la que están construidos y su disposición, además de aprender muchos aspectos acerca de la cultura mexicana y maya.

Está colocado sobre un cerro, coronado por 4 ceibas, que son árboles sagrados para los mayas, y listones de colores que simbolizan los puntos cardinales. Su estructura es en forma de caracol debido a que en la antigüedad se utilizaban instrumentos con esta forma para comunicarse con los dioses a través del aliento. Cuenta con 7 niveles y una escalinata de 52 escalones que simbolizan los días que tiene cada semana y las semanas que tiene cada año y 365 tumbas que representan los días que tiene un año. 

Se puede observar un intenso colorido en el cementerio. Esto es debido a la forma en la que es vista la muerte en la cultura prehispánica y en México por tanto. A diferencia de Occidente en México la muerte es vista además de como la pérdida de un ser querido, y por lo tanto en forma de duelo, también como una celebración en la cual se reencuentran con sus antepasados y en la que se colocan alimentos, velas, fotografías y objetos personales del difunto para honrarle. También se pone música y a veces se colocan dibujos que se burlan de la muerte.

La verdad es que es una experiencia que te ayuda a ver la muerte de otra manera o por lo menos te lo enseña y resulta muy interesante a nivel cultural. Es uno de los aspectos culturales que más me llaman la atención de México y los pueblos prehispánicos.

Foto de una réplica de un cementerio mexicano en Xcaret, una de las experiencias imprescindibles que vivir en Cancún

#7 Visitar un pueblo maya.

Ha sido una de las experiencias imprescindibles que vivir en Cancún que más me han aportado durante éste viaje y también que más me han gustado.

La verdad es que es muy interesante ya que ves como es un pueblo maya, como están hechas sus casas, aprendes algunas palabras del idioma (que por cierto madre mía, que difícil es), ves un poco como viven, lo hospitalarios que son y lo que les gusta mostrar su cultura a otras personas, como cocinan, que lo hacen de la manera más tradicional y además te dejan probar la comida.

Y una de las cosas que más me fascinaron allí fue, el hecho de poder ver una ceremonia maya y ver al chamán de la tribu, que ya os contaré en otro artículo con más detalle.

Sinceramente es fantástico haber podido estar allí y conocer un poco sobre la cultura maya y todo lo que la rodea. Me hubiera encantado estar más tiempo.

Foto de un pueblo maya, una de las experiencias imprescindibles que vivir en Cancún

Quedo a tu disposición si necesitas cualquier información con respecto a estos lugares u otros diferentes, y si lo necesitas, puedes disfrutar de una sesión de asesoría gratuita de 25 minutos para resolver cualquier duda que tengas sobre algún destino al que quieras ir, o averiguar juntos, que destino te gustaría visitar 

Deja un comentario