Las Barrancas de Burujón

Las Barrancas de Burujón, se han ganado el sobrenombre del Cañón del Colorado de La Mancha  debido al enorme parecido que tienen con El Cañón del Colorado por los colores rojizos, anaranjados y ocres que tienen las barrancas, la naturaleza pura a su alrededor, su composición que es principalmente arcilla roja como en Colorado y la forma geológica del terreno, que son Cárcavas.

Y decimos de la Mancha, porque se encuentran muy cerca de Toledo, como a unos 30 kilómetros y abarca los municipios de Burujón, La Puebla de Montalbán y Albarreal del Tajo.

#2. Cómo llegar

Se puede ir desde Toledo en coche o bicicleta perfectamente, ya que tienes un aparcamiento a mano izquierda nada más entrar.

El acceso se realiza a través de una pista de tierra que se encuentra en el kilómetro 26 de la carretera CM-4000, que va desde Toledo hasta Talavera de la Reina.

El acceso no es complicado para nada pero tienes que estar atento ya que es muy posible que se te pueda pasar.

#3. Las Cárcavas

Una vez llegas y aparcas tienes varias opciones para llegar a Las Cárcavas:

Primera, coges el coche y conduces por un sendero durante unos pocos kilómetros hasta un lugar donde lo puedes dejar y desde ahí caminas unos pasos y ya puedes ver los miradores que hay para ver ese magnífico paisaje.

Desde mi punto de vista esta no es la mejor opción ya que estás contaminando un lugar, que es reserva natural, y todos lo queremos poder disfrutar en las mismas condiciones y durante mucho tiempo. También estás importunando a la fauna autóctona y además haciendo mucho ruido y molestando a otras personas que lo quieren poder disfrutar de otra manera.

Y tampoco os la recomiendo porque está el Seprona vigilando y poniendo multas.

Segunda, aparcas y vas al punto de información, que está enfrente y que además es un restaurante, y haces una pequeña caminata de unos tres kilómetros que transcurre alrededor de hermosos campos manchegos, que si es primavera se convierten en un precioso arcoíris de colores, hasta llegar a la joya de la corona. Luego la vuelta son otros 3 o 4 kilómetros ya que es una ruta circular.

Vistas de las cárcavas de las barrancas de burujón desde los miradores

También puedes hacer otra ruta que es más larga, de unos 13 kilómetros en la que  puedes contemplar unas interesantes vistas del embalse de Castrejón desde de los acantilados.

Vistas del Embalse de Castrejón

La verdad es que ya había visto por Google fotos acerca de este lugar y su gran belleza pero como siempre la realidad superó por mucho a la ficción.

Cuando lo vi, no me podía creer que este increíble paisaje, que parecía más sacado de una película americana o del oeste, hubiera estado tan cerca de mí (1 hora y media en coche) y que no hubiera sido consciente hasta ese momento.

Pensé en cuantos lugares nos estaremos perdiendo y no conocemos de nuestro propio país por no investigar y por creer que España no tiene lugares tan increíbles como los de otros países, cuando la realidad es bien distinta.

La verdad es que, en el momento en que lo pude contemplar me invadió una sensación de felicidad y de paz indescriptibles.

#4. Un poco de historia

Las Barrancas de Burujón empezaron a formarse desde el Mioceno (hace muchos millones de años), cuando se formó una inmensa cuenca lacustre entre el Sistema Central y los Montes de Toledo. Tras su desmantelamiento se originaron los conglomerados y arenas de Las Barrancas.

Durante el Pleistoceno, el río Tajo empezó a excavar su lecho hasta formar un gran valle aluvial encajado en la llanura estable.

Pero recientemente , dos meandros desbordaron los límites del valle, reactivando de esa manera, el proceso de erosión de los sedimentos miocenos y formando así Las Barrancas de Burujón y Calaña.

Vistas de las Barrancas de Burujón desde los acantilados

#5 Curiosidades

Se trata de un lugar no muy conocido, que ha ido adquiriendo fama gracias a series en las que han aparecido algunos de sus paisajes y anuncios.

Ha aparecido como paisaje en la serie de televisión El Secreto de Puente Viejo y en un anuncio de Coca Cola.

Es un lugar fantástico para contemplar la vía láctea y las estrellas por la noche y realizar fotografía nocturna, gracias a su situación donde no hay contaminación lumínica.

Según van pasando las horas, el paisaje de las Barrancas de Burujón va cambiando ya que la luz, al reflejarse en las formaciones adquiere diferentes tonos de rojo, naranja y ocre. Lo cual es un espectáculo.

Es un lugar perfecto para la observación de aves como la avutarda, el halcón peregrino, el búho real, el mochuelo y la garza imperial, entre otras muchas más.

#6. Consejos

La mejor época para ir es en primavera u otoño cuando las temperaturas son suaves y te permiten ver el lugar con más tranquilidad

Si vais a visitar este lugar con niños, mejor que no sean muy pequeños ya que algunas partes de los miradores no están valladas y hay peligro de que se puedan caer por asomarse demasiado y en el caso de que se te vayan un momento de tu lado

Es un lugar que está acondicionado para personas que van en sillas de ruedas ya que los miradores tienen una plataforma para que puedan subir con la silla de ruedas.

Recomiendo para comer, quedarse en el restaurante de la entrada, que se llama Bar El refugio de las Barrancas y que se come estupendamente. Lo único que sólo están abiertos sábados y domingos.

2 comentarios en “Las Barrancas de Burujón”

    • Me alegro de que te guste Clara y de que te ayuden mis consejos 🙂 la verdad es que pienso exactamente lo mismo, no he visto un lugar tan fascinante como este, con esas formas que recuerdan al cañón del colorado, en la vida. Y además tan cerca 🙂 de nada Clara!!! 🙂 gracias a ti y espero que pronto lo puedas visitar 🙂

      Responder

Deja un comentario